6 mitos sobre el cáncer de piel que debes dejar de creer

1.- No pasa nada si solo me pongo protector solar en la cara 

De los errores más comunes al aplicar estos productos. Es de suma importancia cubrir todas las zonas de nuestro cuerpo que se exponen a los rayos solares. De hecho, los melanomas suelen aparecer en la espalda en el caso de los hombres y en las piernas de las mujeres.  

2.- Las personas de tez oscura no pueden padecer este padecimiento 

Otra idea errónea. Aunque generalmente quienes tienen una piel clara suelen tener mayores riesgos de padecer este tipo de cáncer, no exenta a los demás de proteger su piel, pues independientemente del color, las lesiones cancerosas pueden presentarse. Por el contrario de lo que se cree, en una piel oscura puede tardar en detectarse por ser menos evidentes. 

3.- Todo cáncer de piel inicia con un lunar 

Alrededor del 40% de los melanomas surgen de los lunares que ya están en nuestra piel. Sin embargo, no todos se originan cuando un lunar aparece, también surgen de la piel sin marcar. Por ello, si notas cualquier cambio en la textura, color o sensibilidad de tu piel, es primordial que un dermatólogo realice un chequeo y te de un diagnóstico oportuno. 

4.- Las quemaduras solares no son posibles en días nublados 

Autoridades de salud afirman que la nubosidad no es una barrera para los rayos solares. Hay estudios científicos que demuestran que el 80% de los rayos atraviesan la neblina y que, en algunos días, la radiación solar es más fuerte ya que las nubes aumentan la exposición. 

5.- Es más saludable ir a las camas de bronceado

La realidad es que estos procedimientos estéticos también causan traumatismo en las células de la piel con riesgo a originar un melanoma mortal, quemaduras y cicatrices a corto plazo, envejecimiento prematuro y flacidez. 

6.- Necesito solo bloqueador para proteger mi piel 

Aunque el uso de protectores solares es la medida más común y recomendada por lo especialistas, no es la única forma de protección. Vestir ropa con protección solar, usar gorras o sombreros de ala ancha y lentes solares, también ayudan a cuidar tu salud. No obstante, toma en cuenta el SPF del producto que utilices, el SPF 50 te protege del 98% de los rayos solares.  Aplica tu protector solar 20 minutos antes de exponerte y repite el proceso cada 2 horas, según las actividades que realices o tu cuerpo lo requiera.